28 de abril de 2013

Cupcakes de vainilla rellenos de fresas


Llevaba varios días con la idea de hacer un buttercream  de vainilla natural, con sus semillitas. Para completar, magdalenas con fresas dentro, ¡buenísimo!



Ya lo sé, fresas otra vez, me encantan y mientras estén de época las verás mucho por aquí. Pero si las fresas no son lo tuyo, no las incluyas en esta receta o sustitúyelas por otra cosa, funcionará igual o mejor!!

La receta de las magdalenas las saqué del libro de cupcakes de la tienda Casa. El buttercream lo he hecho buscando una crema ligera y no demasiado dulce y ¡ha funcionado a la perfección!. Vamos con la receta.


Cupcakes rellenos de fresas con buttercream de vainilla (para 12 cupcakes grandes)

Magdalenas
  • 185 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 185 gramos de azúcar
  • 185 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 2 huevos M
  • 2 cucharadas de leche entera
  • 12 fresas pequeñas

Buttercream de vainilla
  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gramos de queso crema a temperatura ambiente
  • 300 gramos de icing sugar o azúcar glass
  • 1 vaina de vainilla


Encendemos el horno a 170º y empezamos preparando las magdalenas. Mezclamos el azúcar con la mantequilla y cuando esté bien mezclado, añadimos los huevos uno a uno. Añadimos la leche y la harina mezclada con la levadura y seguimos mezclando unos minutos.

Echamos la masa en los moldes ayudándonos con una cuchara de helado. Llenamos hasta la mitad y ponemos una fresa encima de cada una.

Hornear durante 20-25 minutos a 170º.

Cuando estén hechos, hay que dejarlos enfriar antes de decorarlos con el buttercream, si tienes una rejilla para enfiarlos, mejor que mejor.




Para preparar el buttercream necesitamos una batidora con varillas.

Empezamos batiendo la mantequilla y, cuando esté hecha una crema suave, añadimos la crema de queso. Una vez incorporadas, echamos el azúcar glass tamizado (mejor si tienes icing sugar, que es más fino, pero no es  imprescindible). Hay que batirlo durante unos 5 minutos, cuanto más tiempo, mejor. 

Ahora es el momento de añadir las semillas de vainilla. Para ello, abrimos la vaina a lo largo y extraemos las semillas ayudándonos del filo del cuchillo. Si no sabes muy bien cómo hacerlo mira este enlace del blog de JaviRecetas, está muy bien explicado. Batimos el buttercream un poquito más y ya está listo para usar.

Adórnalo a tu gusto y ¡¡a disfrutar!!

¡¡Mira qué pinta tiene con las semillitas de vainilla!!

Ánimo que mañana es lunes pero esta semana se nos va a hacer corta!

Un abrazo

Verónica

1 comentario:

  1. hola veronica gracias me has animado a hacerlas hoy que estoy aqui aburrido en francia ya te dire como me quedan

    ResponderEliminar

Leer vuestros comentarios me hace muchísima ilusión, sin vosotros esto no tiene sentido así que estaré encantada de contestaros ;)