30 de mayo de 2013

Batido de frutas y leche (Smoothie)


Este batido o smoothie es un combo de vitaminas, minerales y calcio. ¡Un vaso de energía para empezar el día con buen pie!




Este año el calor se esta haciendo esperar, no para de llover y granizar y no nos libramos del viento. Pero no nos engañemos, el verano está a punto de llegar y hay que empezar con "la operación bikini"! 

Por favor, nada de hacer burradas y dejar de comer, eso solo provoca ansiedad y pone en peligro nuestra salud. Lo mejor es hacer una dieta lo más equilibrada posible evitando comer muchos dulces y grasas, no abusar de la carne roja, comer muchísimas verduras y frutas, beber al menos un litro y medio de agua al día y realizar alguna actividad física.

"Yo no tengo tiempo", "en mi casa no puedo hacer comida de dieta", "el ejercicio no va conmigo" y excusas similares no van a ninguna parte. No cuesta nada cambiar un filete rebozado por uno a la plancha, dejar el coche e ir andando, cambiar una bolsa de patatas fritas o un bollo industrial por una manzana entre horas, no abusar de las bebidas alcohólicas, evitar los refrescos,... Cosas de este tipo que son tonterías pueden marcar un gran cambio en tu salud, tu bienestar y, por tanto, en tu vida y felicidad. En mi casa, desde hace unos 3 meses, todas las mañanas preparo un batido de frutas y ahora no podemos pasar sin él. ¡¡Me parece una gran idea para empezar el día con buen pie!! 




Lo mejor de un smoothie es que puedes prepararlo con la fruta que se esté echando a perder y que todas las combinaciones están riquísimas. Como líquido le puedes añadir agua, hielo, cualquier tipo de leche (animal o vegetal) o zumo de naranja. Para añadirle más nutrientes a veces le añado nueces o almendras crudas, hojas de albahaca, hojas de menta, salvado de avena,... Lo que se me ocurra! En cuanto al azúcar, nunca le añado, las peras nunca faltan en mis batidos y son las que le dan el dulzor necesario a mis batidos. Vamos con la receta:


Smoothie de frutas de temporada (para 2 vasos grandes)

  • 1 vaso de leche
  • 6-8 fresas
  • 2 peras 
  • 1 plátano
  • 1 fresquilla o un melocotón




1. Pelamos y/o lavamos la fruta.

2. Cortamos la fruta en trozos.

3. Trituramos con la batidora, Thermomix o lo que tengamos en casa.

4. Añadimos la leche.

5. Trituramos de nuevo.

¡Y ya está listo!



Espero que paséis un feliz jueves y que te animes a cuidarte.

Vaso del batido: MIKASA
Vaso de leche: IKEA
Pajita: IKEA

Un abrazo!

Verónica 

27 de mayo de 2013

Croquetas de morcilla con compota de manzana



Si te gusta la morcilla, estas croquetas te van a encantar. Unas "bombas" super crujientes de morcilla untadas en compota de manzana, ¡una mezcla perfecta!


Nunca había probado unas croquetas de morcilla y unas croquetas con compota menos aún... La idea la saqué del restaurante A Fuego Lento de Hervás (Cáceres). Estuve allí a finales de marzo y todo lo que comimos estaba increíble. El restaurante lo han creado hace un par de años un equipo joven pero muy preparado. Si vas a pasar por la zona o vives cerca, no puedes dejar de ir, encontrarás comida tradicional de la zona con aires renovados. Raciones más que razonables, precio correcto y sabor de leña, ¡ya quiero volver!.

Aquí una foto de las croquetas que comimos aquella noche, la foto no tiene mucha calidad y desmerece un poco el plato... ¡¡¡Pero estaban buenísimas!!!

Croquetas de morcilla con compota de manzana Restaurante A Fuego Lento (Hervás)

Como no conocía la receta, estuve indagando por Internet y no me convenció nada de lo que vi, así que decidí hacerla a mi manera y han quedado buenísimas. La receta de besamel que he usado es la del libro Manual de Cocina de Ana María Herrera (pincha sobre el título para ver el libro).

Probé a hacer las croquetas al horno para que fueran más ligeras y bajas en grasas pero personalmente no lo recomiendo. A pesar de que mucha gente por Internet asegura que salen igual de ricas que fritas, para mi gusto quedaron un poco correosas, se rompieron y vaciaron en la bandeja del horno. Quedan mucho mejor fritas...




Croquetas de morcilla con compota de manzana (para 24 croquetas)

Croquetas de morcilla

  • 40 gr de mantequilla
  • 30 gr de harina
  • 1/2 litro de leche
  • 1 pizca de sal
  • 2 morcillas de cebolla
  • 200 gr de pan rallado
  • 3 huevos

Compota de manzana
  • 2 manzanas
  • 20 gr de mantequilla
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

Empezamos con la compota de manzana, que vamos a hacerla en el horno.

1. Precalentamos el horno a 170º C.

2. Hacemos un agujero en la manzana quitando el rabito y haciendo un hueco en la manzana como en la foto.


3. Las ponemos en un recipiente apto para el horno y echamos 10 gr de mantequilla y una cucharada de azúcar en cada manzana.

4. Echamos el agua en el recipiente.

5. Asamos durante más o menos 1/2 hora o hasta que pinchando las manzanas con un cuchillo se clave suave y no cruja.

6. Una vez asadas, las pelamos y echamos en el vaso de la batidora.

7. Añadimos el aceite de oliva, el jugo que ha quedado en el recipiente y trituramos.

8. Colocamos en un bol para mojar.





Para preparar las croquetas:

1. En un sartén echamos la mantequilla y derretimos sin que se queme.

2. Echamos la harina y rehogamos.

3. Añadimos la leche poco a poco sin dejar de remover. Yo remuevo con unas varillas porque si no me salen grumos. El batidor que uso tiene las varillas recubiertas de silicona para que no se estropee la sartén. Es este:


4. Antes de que la besamel tenga la textura adecuada para las croquetas (un poco dura), le añadimos las morcillas sin la piel y la pizca de sal.

5. Seguimos removiendo hasta que tenga una textura muy espesa.

6. Recubrimos con film el recipiente donde vamos a dejar reposar la besamel. 

7. Echamos la besamel y recubrimos con papel film por encima, pero que toque el film con la besamel para que no haga costra.

8. Dejamos enfriar una hora fuera de la nevera.

9. Reposar en la nevera al menos 2 o 3 horas.


Croquetas de morcilla sin freír.

Ahora vamos a montar las croquetas. Cada uno tiene su método, yo pongo aquí el mío que lleva doble empanado y forma redondeada:

1. Batimos los huevos en un plato hondo.

2. Ponemos el pan rallado en otro plato hondo.

3. Cogemos una cucharada de besamel y hacemos una bola.

4. Pasamos la croqueta por huevo.

5. Pasamos la croqueta por pan rallado.

6. Repetimos los pasos 4 y 5 con cada croqueta, lo que ayudará a formar una croqueta más crujiente.

7. Freímos las croquetas en aceite bien caliente.




Y ya están listas!! Mira qué pinta! Estas croquetas siempre se rompen un poco, supongo que es debido a que la morcilla se hincha con el calor, las he preparado 4 veces y siempre se rompen y las del restaurante también venían rajadas. En todo caso me parece que tienen muy buena pinta con la morcilla asomando ;).

Un abrazo!

Verónica


23 de mayo de 2013

Taboulé de cous cous para el verano - mejorada!!


El taboulé es una ensalada originaria de El Líbano. Lleva pepino, pimiento, tomate, aceitunas negras, cous cous y hierba buena entre otros. ¡Te va a gustar! Un año después, a base de pruebas, he hecho algunas mejoras, las he subrayado para que las encuentres mejor ;)




Mi madre lleva haciendo esta receta muchos años, desde que yo era pequeña y siempre me ha encantado!! En casa siempre hemos sido muchos y mi madre tenía que preparar unos boles gigantes de taboulé pero desgraciadamente nos duraban poco. 

Es una ensalada ligera, fresca, original, baja en grasas, muy sana y totalmente compatible con la "operación bikini".




Pero tengo algo que decirte Mami, he mejorado tu receta!!! En lugar de hidratar el cous cous con agua, lo hidrato con un zumo de verduras parecido al gazpacho. El resultado es un cous cous mucho más sabroso y delicioso. Pero tengo que confesar que la idea no fue mía, sino de la gran cocinera Samantha Vallejo-Nájera. Lo que si es mío son las cantidades e ingredientes que he ido ajustando a base de prueba y error hasta llegar a la receta que traigo hoy, para mí es casi perfecta. 

La pinta que tiene es muy apetecible, yo siempre lo presento en alguno de mis boles verdes, los compré en un mercadillo que hicieron en mi trabajo de sobrante de mercancía y me salieron tirados de precio, también me compré las cucharas para servir ensaladas pero solo quedaban en naranja, todos de la marca Zak. Son de una calidad increíble y todo el mundo me pregunta donde los he comprado porque son muy resultones. Los boles individuales azules de las fotos son de Ikea, los compré hace un par de meses también muy baratos, son mis preferidos. Dejo un enlace abajo del modelo cuadrado de Zak, los 3 que yo tengo son redondos pero no los he encontrado. 
 



Vamos con la receta:


Taboule (para 4 personas)
  • 250 gr de cous cous
Guarnición
  • 4 tomates kumato
  • 1/2 pepino
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebollita morada
  • 50 gr de aceitunas negras sin hueso
Para la salsa
  • 1/2 pepino
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolleta / 1 cebolla francesa (de las pequeñas)
  • 2 tomates kumato
  • 4 ramas de hierba buena
  • 3 ramas de perejil fresco o 1 cucharadita de perejil picado seco
  • el zumo de 1 limón
  • 3 cucharadas de vinagre de vino / 1 cucharada de vinagre de vino + 1 cucharada de vinagre de Módena
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
Empezamos pelando los tomates. No huyas!! Es más rápido y fácil de lo que piensas:

1. Ponemos un cazo con agua a calentar.

2. Hacemos unos cortes superficiales en forma de cruz en el "culo" de cada tomate.

3. Preparamos un bol con agua fría y hielos.

3. Echamos 3 tomates al cazo, esperamos 1 minuto y con una espumadera los pasamos al bol de agua con hielos. Repetimos con los otros 3.

4. Pelamos con facilidad los tomates.

5. Partimos a la mitad 2 tomates y les quitamos las pepitas y el jugo. Las pepitas y el jugo los guardamos para la salsa y la parte firme lo guardamos para la guarnición.

Si no tienes tiempo para escaldar los tomates, sáltate este paso y comienza la receta por el siguiente apartado. El resultado merece la pena

Empezamos preparando la salsa para hidratar el cous cous:

1. Pelamos el pepino y la cebolleta.

2. Lavamos y cortamos las hojas del perejil y la hierba buena.

3. Echamos todos los ingredientes de la salsa en el vaso de la batidora y batimos hasta que quede un zumo fino.

4. Echamos el cous cous en un bol grande.

5. Añadimos la salsa al bol y mezclamos.


Para la guarnición hacemos lo siguiente:

1. Lavamos y cortamos en dados (que en plan técnico se llama concasse) los 2 tomates sin pelar previamente escaldados, pelados y vaciados. Pero si no tienes tiempo, no te preocupes y no los peles, el resultado no es tan bueno pero queda muy rico también.

2. Lavamos el pepino, le quitamos solo unas tiras de la cáscara y lo cortamos en dados.

3. Picamos en trozos pequeños el pimiento verde.

4. Pelamos y cortamos en dados muy pequeños la cebolla.

5. Picamos las aceitunas negras.

6. Añadir todos los ingredientes al bol del cous cous y remover.


Dejamos reposar al menos 1 hora en el frigorífico para que el cous cous se hidrate bien y absorba todos los sabores. Removemos un par de veces para que se repartan uniformemente los sabores.




Si lo pruebas, deja tu opinión y sugerencias abajo, en el apartado de comentarios. O si lo prefieres, mándame un mail a nosinmihorno@gmail.com.

Estoy enlazando este post a la fiesta del 31 de mayo de 2013 de Personalización de Blogs.

ʾilā l-lāʾ - ¡Hasta luego!

Verónica


20 de mayo de 2013

Tiramisú express con nata



Esta receta de tiramisú es muy sencilla y se hace en tiempo record, lleva café, bizcochos de soletilla, nata, queso crema y cacao en polvo. ¡Qué bueno!



El otro día estaba haciendo los Pappardelle alla Norma y se me ocurrió hacer un postre rápido e italiano como la comida, de paso usaba los bizcochos de soletilla que se estaban quedando secos en el cajón...


He servido el tiramisú en 4 vasos para hacer porciones individuales, así te quitas la molestia de cortar y pasar a un plato sudando la gota gorda para que no se destroce por el camino. A estos vasos los tengo el ojo echado, son preciosos y además son térmicos:




Por si no conoces la historia de este postre, nació en Venecia y su popularidad subió como la espuma gracias al efecto reanimador de la cafeína y el cacao que tenía sobre los viajeros que visitaban la ciudad.

El nombre viene de la palabra veneciana tirame sù que significa metafóricamente hazme feliz. Así pues, vamos a por la receta de la felicidad!

Tiramisú (para 4 personas)
  • 4 vasos transparentes
  • 12 bizcochos de soletilla
  • 1 brick pequeño de nata montada (200 ml) muy frío
  • 3 cucharaditas + 1 cucharadita de azúcar
  • 1 vaso de café
  • 50 gr de queso crema
  • 1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar (tipo Valor)
  • 1 cucharadita de azúcar glass

1. Preparamos el café, añadimos una cucharadita de azúcar, removemos y dejamos enfriar.

2. Montamos la nata con unas varillas.

3. Añadimos el azúcar y el queso crema y seguimos batiendo hasta que el queso quede bien incorporado y sin grumos.

4. Ponemos una soletilla troceada en el fondo de cada vaso y añadimos unas cucharaditas de café hasta que se empape el bizcocho. Aplastamos ligeramente con una cuchara.

5. Ponemos una cucharada de la nata y aplastamos un poco con la cuchara.

6. Repetimos los pasos 4 y 5 un par de veces más.

7. Espolvoreamos el cacao por encima con ayuda de un colador.

8. Espolvoreamos el azúcar glass por encima del cacao.

9. Dejamos reposar en la nevera al menos media hora.



Espero que te guste la receta y la hagas en casa porque es súper fácil y rápida. Para cualquier cosa no dudes en dejar un comentario o mandarme un e-mail a nosinmihorno@gmail.com.

Un abbraccio!

Ciao!!

Verónica

¡Ñam!


17 de mayo de 2013

Pappardelle con salsa de tomate y berenjenas (Pappardelle alla Norma)


Ricos pappardelle con salsa de tomate italiana, dados de berenjena, especiados con orégano y albahaca y un toque de chile. Versión de “Pasta alla Norma”.



Si te gusta la pasta con tomate, ¡¡esta te va a encantar! He de reconocer que el mérito no es mío, la salsa de tomate es una receta de Ali (Maquineta) del foro Mundorecetas, es la que me anima siempre el blog con sus comentarios, gracias Ali!!

Simplemente he añadido a la receta de la salsa de Ali una berenjena, un chile y unas hojas de albahaca fresca. Lo de añadir la berenjena se me ocurrió porque vi el otro día una receta de Jamie Oliver de Pasta alla Norma que la llevaba. Ayer, después de hacerla, volví a buscarla, seguí investigando y me dí cuenta que Berenjena+Salsa Tomate AliPasta alla Norma ;).

Mientras se hacía la salsa me dio tiempo de hacer un tiramisú rápido que me inventé, con nata montada en lugar de mascarpone. La receta la pondré el próximo día porque quedó buenísimo y tardé 10 minutos como mucho.



Así pues, vamos con la receta de la pasta:

Pappardelle alla Norma (para 2 personas)

Pasta

  • 150 gr de pappardelle
  • 1,5 litros de agua
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 pizca de sal

Salsa de tomate
  • 4 cucharadas de aceite de oliva (60 ml)
  • 2 cebollitas francesas (o 1 cebolla normal)
  • 2 ajos
  • 1 lata grande de tomates enteros pelados (800 gr)
  • 1 berenjena 
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 8 hojas de albahaca fresca troceada
  • 1 chile (opcional)
  • 1 cucharada de azúcar
  • sal y pimienta al gusto

Para la pasta:

1. Ponemos a hervir el agua en una cacerola.

2. Cuando llegue al punto de ebullición, añadir el aceite, la sal y los pappardelle.

3. Cocer durante los minutos indicados por el fabricante.

4. Echar en un escurridor y refrescar con agua fría para parar la cocción.

5. Añadir unas gotas de aceite para que no se pegue, remover y reservar.


Para la salsa de tomate italiana:

1. Calentamos el aceite en una sartén.

2. Picamos en lonchas el ajo y sofreímos.

3. Cortamos la cebolla en juliana y el chile en rodajas (opcional).

4. Una vez el ajo esté dorado, añadimos la cebolla y el chile y pochamos a fuego no muy alto.

5. Cortamos la berenjena en dados y añadimos a la sartén.

6. Pochamos las verduras durante 10-15 minutos a fuego medio.

7. Añadimos la lata de tomates rompiéndolos en cachos con la mano, pero reservamos el jugo de la lata. Cocinamos unos 5 minutos.

8. Añadimos el jugo de la lata, la sal, el azúcar, la pimienta, el orégano y las hojas de albahaca troceadas.

9. Cocinamos durante unos 30 minutos a fuego lento.


Montamos el plato:

1. Ponemos la pasta en los platos

2. Echamos la salsa encima.

3. Rallamos un poco de queso, la receta original pide ricota (requesón en España), pero como yo no lo sabía le eché parmesano.

4. Decoramos con unas hojas de albahaca fresca.




Espero que te guste la receta. En mi casa triunfó! 

Un abrazo!

Verónica

15 de mayo de 2013

Mini tartas de crema y estrellas


Estas mini tartas son muy sencillas, solo llevan crema pastelera y masa quebrada, pero la combinación es estupenda. Sabe a receta casera y a infancia, Mmmm…



Una tarde, viendo el programa de Lorraine Pascale, hizo unas tartaletas  rellenas de mermelada pero decoradas así con una estrella encima. Me pareció muy curioso y he querido hacer mi propia versión para animar la semana lluviosa que nos espera...

He utilizado las mismas recetas de masa quebrada y crema pastelera de las Tartaletas de manzana con crema pastelera (pincha sobre el título si quieres ver la receta). En esta ocasión no quería tanta cantidad, así que he dividido las cantidades a la mitad. A mi me gusta mucho enredar y he hecho la masa quebrada a mano pero se puede usar de la congelada que también queda fenomenal.



Vamos con la receta:

Mini tartaletas de masa quebrada rellenas de crema pastelera (para 12 mini tartas)

Masa quebrada
  • 175 gr de harina de repostería
  • 65 gr de mantequilla fría en dados
  • 35 ml de agua
  • 1 pellizco de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de levadura química

Crema pastelera
  • 1 huevo
  • 40 gr de harina
  • 1/4 litro de leche
  • 40 gr de azúcar
  • 15 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de azúcar vainillado o unas gotas de aroma de vainilla

Comenzamos con la masa quebrada:

1. Echamos todos los ingredientes en un bol y amasamos durante unos minutos hasta que tenga una consistencia más o menos uniforme. Con la máquina amasadora he tardado unos 5 minutos, con la Thermomix son solo 15 segundos.

2. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en plástico film y reservamos durante 15 minutos en la nevera.


3. Sacamos la masa de la nevera y amasamos con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 6 mm. 

4. Cortamos con un corta pastas grande (o con un vaso dado la vuelta) 12 círculos para las 12 tartaletas. 

5. Vamos amasando las circunferencias una a una con el rodillo un poco más y las colocamos en un molde de magdalenas. En lugar de apretar con la yema del dedo para que tome la forma del molde, usamos una bolita de masa, es mucho más fácil y no se nos romperá. Uno de los moldes de magdalenas que yo tengo es este de Kaiser, después de mucho buscar, era el mejor en cuestión de calidad-precio que encontré para este tamaño de magdalenas (mediano). Si te interesa puedes pinchar en la foto de abajo para más información, en esta página hay muchas opiniones de clientes y todas son buenas.



6. Pinchamos la masa con un tenedor y dejamos reposar de nuevo en la nevera otros 15 minutos.

7. Mientras tanto volvemos a estirar lo que nos ha sobrado de masa hasta conseguir un grosor de unos 4mm. Cortamos con un corta pastas en forma de estrella 12 estrellas para decorar.

8. Reservamos las estrellas en la nevera.


Mientras, vamos a hacer la crema pastelera:

1. Ponemos la leche a hervir en un cazo. A su vez, mezclamos el huevo, el azúcar y la harina con un poco de la leche. 

2. Cuando la leche rompa a hervir, echamos la mezcla y removemos a fuego suave durante unos 5 minutos. 

3. Retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y mezclamos.


Para el montaje de las mini tartas:

1. Precalentamos el horno a 180º C.

2. Rellenamos las mini tartas con un par de cucharadas de crema pastelera.

3. Ponemos las estrellas encima. 

4. Pintamos con huevo o leche las estrellas.

5. Horneamos durante 15-20 minutos o hasta que la masa quebrada esté dorada.


Y ya está listo para comer!! Bueno, mejor si lo dejamos enfriar un rato que si no la crema arde, lo digo por experiencia, jajaja, qué impaciente soy!!

Después de verlas así, se me ocurre que decorarlas con un poco de azúcar glass espolvoreado por encima quedaría muy bien...



Espero que os haya gustado la receta y que la probéis porque es muy sencilla, sobre todo usando la masa quebrada congelada.

Feliz miércoles, un abrazo!

Verónica

12 de mayo de 2013

Rollos de chocolate (Chocolate rolls)


Receta de los conocidos rollos de canela (cinnamon rolls) pero en versión chocolate!! 




No es mi primer intento con estos rollitos, he de confesar que hace unos meses probé con la receta de Emma del blog A Beautiful Mess y tuve que tirarlos a la basura. Este tipo de masas se me resisten muchas veces, soy demasiado impaciente y no dejo subir lo suficiente, resultado: unos bollos más duros que una piedra :(.

Durante estos meses he estado investigando sin decidirme a hacerlos de nuevo, hasta que el jueves pasado leí por casualidad la entrada de Alma Obregón con la receta de los rollos de canela especiados... Si ella dice que algo está de muerte, la creo, pero si dice textualmete "comí estos rollos para desayunar, merendar y cenar durante 3 días y he de decir que son lo más absolutamente maravilloso que existe en el mundo entero"... esta chica me mata, jajaja, me levanté y fui directa a la cocina a hacerlos!!

Me prometí a mí misma que iba a ser paciente e iba a dejar la masa levar el tiempo que fuera necesario y mereció la pena. Hice un pequeño cambio en el relleno, cambié todas las especias por cacao en polvo, por tanto mi receta es una adaptación de la receta de Alma Obregón, que a su vez es una adaptación del blog Joyofbaking.




Rollos de chocolate (salen 12 rollos)

Masa
  • 700 gr de harina
  • 7 gr de levadura seca de panadería
  • 250 ml de leche
  • 75 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos L

Para el relleno
  • 4 cucharadas de cacao puro en polvo sin azúcar (tipo Valor)
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 35 gr de harina
  • 120 gr de mantequilla fría cortada en dados pequeñitos

Para el glaseado
  • 50 gr de azúcar glass
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • 1 cucharada de agua


Empezamos con la masa:

1. Para ello echamos en un bol la mitad de la harina con la levadura y mezclamos

2. Ponemos en un cazo la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar. Calentamos a fuego lento mientras removemos hasta que la mantequilla se deshaga.

3. Batimos con las varillas a medida que echamos la leche poco a poco. Si lo hacemos con un robot, lo ponemos a velocidad baja (para que no nieve en nuestra cocina).

4. Incorporamos los huevos uno a uno mientras batimos.

5. Una vez la mezcla sea homogénea, batimos a velocidad máxima durante 3 minutos.

Varios me habéis preguntado cuál es mi amasadora y dónde la he comprado: la he comprado en Amazon, ahora cuesta menos de 60€ pero cuando yo la compré estaba unos 10€ más cara. Estoy encantada con ella, si os interesa, pinchad abajo sobre la imagen y os llevará a la página del producto en Amazon, que es donde más barata está, aprovechad la oferta!



6. Si estamos usando un robot amasador, poner el gancho amasador e incorporamos poco a poco el resto de la harina.

7. Amasar durante 5 minutos más o menos, hasta que la masa esté elástica y no pegajosa. La receta de Alma llevaba 675 gr y yo aquí le tuve que añadir 25 gr más porque estaba muy pegajosa.

8. Ponemos en un bol grande y tapamos con papel film o con un gorro de ducha de esos de plástico desechables.

9. Dejamos reposar de 1 hora y media a 2 horas hasta que haya doblado su volumen.

10. Una vez haya doblado su volumen, la espachurramos con los puños y esperamos 10 minutos.

11. Estiramos la masa sobre una superficie enharinada hasta conseguir un cuadrado de 30x30 cm.


Llegados a este punto, preparamos el relleno:

1. Mezclamos el cacao, el azúcar y la harina en un plato hondo.

2. Echamos la mantequilla en dados pequeñitos.

3. Mezclamos los ingredientes con un par de cuchillos hasta que parezcan miguitas. Aquí paciencia porque esto lleva un rato.


Montamos el rollo:

1. Repartimos el relleno por encima de la masa de forma homogénea.

2. Enrollamos como si fuera un brazo gitano y pegamos el borde con nata de montar.

3. Partimos el rollo en 12 partes iguales.

4. Colocamos los rollos en un molde grandote redondo (a mi me salieron para dos moldes, uno grande y el otro mediano) dejando un poco de separación entre rollo y rollo.




5. Tapamos el molde con film o un gorro de ducha y dejamos levar 1 hora más, hasta que doble su volumen. En lugar de dejar 1 hora reposando, podemos dejarlo toda la noche levando en la nevera para hornearlo a la mañana siguiente para desayunar, en este caso hay que sacar la masa de la nevera media hora antes de hornear.

6. Pintamos los rollos con nata.

7. Horneamos durante 25 minutos con el horno precalentado a 190ºC. Para comprobar si están hechos, pinchar con un palillo y si sale limpio, es señal de que está hecho. 





Preparamos el glaseado:

1. Batimos con unas varillas el azúcar, la nata y el agua.

2. Echamos por encima de los rollos antes de servir. A mi al final se me olvidó...





Los hice el viernes para llevar a casa de mi prima que acaba de tener un niño precioso, estás hecha una campeona Raky!! Nos pusimos bien gochos con los rollitos jajaja. Y justo cuando estábamos en su casa bañando al pequeño Iker, nació el gordito de Hugo, el hijo de mi hermano. ¡¡Bienvenidos pequeñajos!!

Dejad vuestros comentarios y preguntas abajo, estaré encantada de leer vuestras palabras y responder a vuestras dudas.

Que paséis buena tarde de domingo, yo me voy a plantar mi huerto!!

Un abrazo!

Verónica